ETIQUETAS HEAT-TRANSFER:  Su uso es cada vez mayor, ya que se puede adherir a casi cualquier material, plásticos como PP, PE, ABS, PVC, PC, PMMA, vidrios, metales, etc.

Su aplicación consiste en aplicar la etiqueta heat transfer al producto, por medio de una gran presión (200 kg) aproximadamente con una temperatura de 120 grados centígrados, lo que eleva la tensión superficial del producto a decorar, haciendo que se adhiera firmemente.

Es un proceso muy limpio y no peligroso ya que no usa solventes ni materiales peligrosos.

Nuestras etiquetas son de gran calidad de registro, así como de gran durabilidad.